A momento de congelar los alimentos, es necesario entender que cada producto está hecho de tejidos y componentes diferentes, por lo cual no será lo mismo congelar carne de res que carne de pescado o pollo, de igual forma sucede con frutas, verduras o masas.

La carne de ave es la que puede ser congelada por más tiempo, incluso puede durar 1 año tomando en cuenta de que este envasada apropiadamente. La carne de res, cerdo o cordero por lo general pueden permanecer congeladas durante 4 a 8 meses dependiendo del corte, si la carne ya está cocinada o sazonada el tiempo de duración será menor.

El pescado sobre todo al vacío puede ser congelado entre 3 a 5 meses, los mariscos de 3 a 12 meses.

Si queremos congelar masas, el pan es el que menos dura en el congelador y que peor conservación tiene apenas dura 2 meses, mientras que las galletas y pastas duran 6 meses aproximadamente.

Los lácteos, como helados, yogurt y cremas pueden congelarse máximo 6 meses, sin embargo, el resto de dulces pueden conservarse en perfecto estado hasta 1 año.

Las frutas y verduras por lo general, suelen conservarse en buenas condiciones hasta un año, por ejemplo: pulpa de maracuyá, tumbo, sandia, piña, arándanos, frutillas, moras, frambuesas. Las frutas que no conviene congelar son: los limones, naranjas, limas y toronjas.

Congelar verduras resulta una maravilla, si están en bolsas ziplock al vacío, pueden durar hasta 8 meses y en definitiva te facilitara la ardua tarea de cocinar, si ya tienes arvejas peladas, vainitas cortadas, zanahorias en cubos o bastones, zapallo para las sopas, habas, pimentón en cubos, cebolla igualmente en pequeños cubitos, te aseguramos que hacer esto te ahorrara al menos 30 minutos en la cocina.

No es aconsejable congelar beterraga, papas, tomates, pepinos zuchinni, duran menos tiempo y pierden muy fácilmente la textura. Asimismo, no se deben congelar las hojas pues con el frio pierden propiedades, textura y se queman y rompen haciéndose inservibles.

Y por último, el mejor consejo de todos es que planees el menú para la semana y en relación a ese menú puedas organizar tu congelador con las carnes y vegetales o frutas que necesites, no olvides escribir en cada bolsa o envase la fecha de congelación, de esta manera no desperdiciaras comida y tendrás todo a la mano, listo para ser usado. Jamás uses envases viejos o rotos, porque el frio quemara todo lo que hayas guardado en ellos y ya no podrán ser usados.